Medicina constitucional: Negativo Mayor

/, Medicina Tradicional China/Medicina constitucional: Negativo Mayor

Una teoría que aporta el tratamiento apropiado para cada persona, en base a las diferencias individuales de constitución física y rasgos del temperamento.

La Medicina Constitucional basa sus conocimientos en la observación del cuerpo humano, en relación con sus características emocionales y psíquicas, con el fin de descubrir las tendencias patológicas que les acompañan. Estas teorías se basan en la creencia de que cuerpo y espíritu son lo mismo. Lo material es una consecuencia palpable y tangible (en esta dimensión física) de la inmaterialidad del pensamiento, las emociones, actitudes, nuestro pasado…

Esta teoría clasifica al ser humano en cuatro constituciones principales: Positivo Mayor, Positivo Menor, Negativo Menor y Negativo Mayor. Muchas personas tienen sus características muy definidas y marcadas en estos prototipos, mientras que otras se encuentran a medio camino entre dichas constituciones. Por supuesto, la capacidad de conocerse a uno mismo y a los demás es un arte lleno de sensibilidad.

En esta edición, me gustaría centrarme en la Constitución Negativo Mayor, pues varias personas muy cercanas a mí pertenecen a esta constitución física (entre ellas la que fuera mi profesor de acupuntura), y por ello puedo hablarles con mayor conocimiento de causa.

Cada uno de estos cuatro tipos de constitución física hacen referencia a la sangre y la energía. Un cuerpo Negativo Mayor (NM) es un cuerpo muy material, con mucha sangre, volumen, peso, etc. Mientras que un cuerpo Positivo Mayor es muy energético, dinámico, delgado…

Blog clínica MEDIZEN

Blog clínica MEDIZEN

Un cuerpo de Constitución NM, con tal volumen y sangre, tiene normalmente un hígado muy grande y desarrollado, y unos pulmones relativamente menos desarrollados, puesto que éstos proporcionan la energía básica para el metabolismo y transformación del cuerpo. Los huesos de estas personas son anchos, su cabeza es relativamente grande, y también los son sus ojos, su mandíbula y su boca, preparadas para tragar y digerir grandes cantidades de comida (principalmente carne y proteína animal). Su cuello es robusto, su cuerpo uniforme en forma de tonel, sus extremidades también son fuertes, pero poco dinámicas y relativamente cortas.

Físicamente se caracterizan por su gran fortaleza para transportar y mover cosas, pero debido a que tienen poco apoyo de sus pulmones, esa energía se manifiesta en formas puntuales y explosivas, con muchos altibajos. Estas personas pueden trabajar intensamente durante un largo periodo de tiempo con mucha energía y sin descansar, y sin embargo, pueden desplomarse y abandonar lo que estaban haciendo después de tal esfuerzo. En el mundo del deporte, por ejemplo, pueden ser lanzadores de peso, pero nunca serán corredores de maratón.

Las personas Negativo Mayor suelen ser hombres de negocios, jefes, directores muy influyentes, considerados y serios, que se rodean de mucha gente. Es decir, viven por el poder. Necesitan dirigir y no se dejan influir fácilmente por los demás, por lo que les cuesta mucho seguir los pasos de otros. Hoy en día, cada vez más personas tienen esta constitución, y por tanto tienen su hígado muy grande.

¿Por qué se relacionan estas características con el hígado?

Desde la antigüedad, los chinos vienen denominando al hígado como el ESCUDO CARNAL. Como ya sabemos el hígado es considerado uno de los órganos más importantes y con más funciones en el cuerpo humano, entre las que se encuentran limpiar la sangre y las emociones internas, desintoxicar el cuerpo de toxinas, alcohol, tabaco, o medicamentos, y protegerlo de otros agentes externos. Por lo tanto, el hígado es EL GRAN DEFENSOR y protector del cuerpo.

Una persona con la Constitución Negativo Mayor protegerá y defenderá mucho todo lo suyo: negocio, familia, grupo de ideas, emociones… Es decir, vive por el cariño y todo lo que se salga de su área de control y entendimiento, puede convertirse en una amenaza para ella.

En cuanto a su salud, estas personas son propensas a padecer hipertensión, estreñimiento, problemas en la piel, diabetes, asma, bronquitis y otros problemas metabólicos, debido a que viven con muchas cargas, presiones y preocupaciones.

La terapia utilizada para este tipo de constitución consiste en equilibrar energéticamente los pulmones e intestino grueso con el hígado y la vesícula biliar. De esta forma se mejorará el metabolismo y la circulación de la sangre, generando menos tensión en el cuerpo, y haciendo que este se sienta más ligero y dinámico. Sin esta regulación, cualquier otro tipo de tratamiento, tanto natural como químico, puede ser insuficiente para cualquiera de los síntomas o enfermedades a las que es propensa dicha persona.

Este tipo  de personas, por su capacidad y humanidad, han nacido para dirigir a los demás, pero por esta misma razón deberían ser muy humildes y generosos, favoreciendo todo, sin cerrar fronteras, para así conservar su salud, su integridad, y su evolución personal y espiritual.  Puesto que en este universo, el poder más grande y genuino y la humildad siempre van de la mano.

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR