Acupuntura y sistema inmunitario

Acupuntura y sistema inmunitario

El sistema inmunitario constituye nuestro sistema de defensa frente a la invasión de sustancias extrañas o peligrosas, tales como bacterias, virus, hongos, parásitos, células cancerosas, así como órganos y tejidos trasplantados entre otras.

Los antígenos son sustancias u agentes que el sistema inmunitario identifica como extraño o peligroso e induce una respuesta inmunitaria.

 

Diversos estudios han demostrado la eficacia de la acupuntura eficacia en el refuerzo del sistema inmunitario, aumentando la actividad de los Linfocitos B, Linfocitos T, macrófagos, así como las Células NK entre otros parámetros.

Los antígenos pueden ser partes del interior o del exterior de bacterias, virus, otros microorganismos, parásitos o de células cancerosas. Los antígenos también pueden existir independientemente de un organismo, en forma, por ejemplo, de moléculas de alimentos o polen, cuya respuesta se manifiesta a través de las alergias.

Los trastornos del sistema inmunitario aparecen cuando el organismo genera una respuesta inmunitaria contra sí mismo (trastornos autoinmunitarios tales como la Artritis Reumatoide, Lupus Eritematoso Sistémico, …etc) , cuando el organismo no puede generar una respuesta inmunitaria apropiada contra los microorganismos que lo atacan (inmunodeficiencia), o bien cuando se  desarrolla una respuesta inmunitaria excesiva contra antígenos extraños generalmente inofensivos y daña los tejidos sanos (alergias).

El sistema inmunitario protege a nuestro organismo con varias líneas de defensa de especificidad creciente.

1.Barreras físicas:

La primera línea de defensa frente a los invasores son las barreras mecánicas tales como la piel, cornea ocular, así como las membranas que recubren las vías respiratorias, digestivas, urinarias y reproductoras

Mientras estas barreras permanezcan intactas, pocos invasores podrán penetrar en el organismo.

2.Glóbulos blancos o leucocitos

La siguiente línea de defensa está formada por glóbulos blancos (leucocitos) que se desplazan por el torrente circulatorio y penetran en los tejidos con el objetivo de detectar y atacar a microorganismos y a otros invasores.

Esta defensa está constituida por:

Inmunidad innata

Este tipo de inmunidad no necesita que haya habido un encuentro previo con un microorganismo determinado o con otro tipo de invasores. Produce una respuesta inmediata ante la presencia de invasores, sin necesidad de haber aprendido a reconocerlos.

Esta respuesta viene mediada por distintos tipos de leucocitos (glóbulos blancos):

  • Fagocitos (macrófagos, neutrófilos, monocitos y células dendríticas): “Envuelven” e ingieren a los invasores.
  • Células NK ó linfocitos citolíticos naturales: Detectan y destruyen a las células que están infectadas con ciertos tipos de virus.
  • Basófilos y Eosinófilos: Liberan sustancias que intervienen en la inflamación, como las citoquinas, y en las reacciones alérgicas, como la histamina. Algunas de estas células pueden destruir invasores directamente.

 

Inmunidad adquirida (adaptativa o específica)

Intervienen los glóbulos blancos denominados linfocitos B y T mediante la producción por parte de los linfocitos B de anticuerpos específicos (Inmunoglobulinas) contra los antígenos que estimularon su producción, trabajando juntos para eliminar a los agentes invasores.

3.Órganos linfáticos

Órganos linfáticos primarios

Son aquellos en los que se producen y/o multiplican los glóbulos blancos:

  • Médula ósea: Produce todos los tipos de glóbulos blancos (leucocitos), incluidos los neutrófilos, los eosinófilos, los basófilos, los monocitos, los linfocitos B y las células que se convierten en linfocitos T (precursoras de linfocitos T).
  • Timo: Los linfocitos T se multiplican y se preparan para detectar antígenos extraños y dejar de lado los antígenos propios del organismo Los linfocitos T son fundamentales en la inmunidad adquirida.

Órganos linfáticos secundarios 

Constituidos por el bazo, los ganglios linfáticos, amígdalas, apéndice y Placas de Peyer en el intestino delgado, atrapan los microorganismos y otras sustancias extrañas.

¿Te podemos ayudar?

Estamos a tu disposición por teléfono, email, o escríbenos aquí

Escríbenos en este formulario para cualquier consulta sin compromiso e indícanos si quieres que te llamemos. Agradecemos cualquier opinión y sugerencia.

HORARIO DE ATENCIÓN AL CLIENTE

  • De Lunes a Viernes de 10h a 21h

    Nombre*
    Teléfono*
    Email*
    Mensaje
     
    .