Eficacia de la acupuntura en el tratamiento de los acúfenos

En inglés suelen llamarse tinnitus (un latinismo que significa “tintineo”) y suelen describirse como zumbidos o silbidos que se escuchan en uno o en ambos oídos, sin que exista una fuente exterior de sonido. Es decir, la persona escucha un sonido, un zumbido, pitido, siseo, murmullo, soplos… sin nada externo que lo esté provocando. Estos ruidos pueden manifestarse de una forma continua o intermitente.

 

 

Su origen fisiopatológico aún no está claramente establecido, y lamentablemente, aún no se ha encontrado un remedio eficaz y definitivo para este trastorno, por lo que numerosos afectados de acúfenos recurren al tratamiento con acupuntura que ha demostrado en diversos estudios, su eficacia en el alivio de sus síntomas.

Si sufres acúfenos, en la clínica MEDIZEN® podemos ayudarte. No dudes en concertar una cita con nuestros especialistas en acupuntura integrativa: Ana Mª Imedio, Raúl Rubio, Estefanía Álamo, Almudena Afonso o Beatriz Daza.

Entre el 10% y el 17% de la población mundial sufre acúfenos y su frecuencia aumenta a partir de los 50 años y afectando por igual a hombres y mujeres.

Existen dos tipos de acúfenos:

Acúfenos subjetivos

Se perciben ruidos sin que exista estímulo acústico, por lo que otras personas y el médico mismo no pueden escucharlos y constituyen, aproximadamente, el 95% de los casos, y los

Acúfenos objetivos

Pueden percibirlos tanto el paciente como el médico. Suelen implicar el ruido del flujo de los vasos sanguíneos, provocando un sonido pulsátil (al ritmo de los latidos del corazón) y sincrónico con el pulso. Los producen estructuras cercanas al oído que, en algunos casos, no pertenecen a él. En otras ocasiones, el sonido se parece más a un clic rítmico.

Habitualmente, los síntomas se intensifican en épocas de estrés o nerviosismo.

Su intensidad y tono pueden variar y ser más suave o más fuerte o agudo o grave, aunque son más habituales los acúfenos agudos. Suelen empeorar con el silencio. A menudo, quienes lo sufren padecen también hiperacusia ( mayor sensibilidad a los ruidos externos).

Por otra parte, los tinnitus pueden estar sincronizados con los latidos del corazón, manifestarse de manera intermitente o ser continuos. En este último caso, pueden provocar en la persona afectada dificultad para conciliar el sueño, falta de concentración, angustia e, incluso, depresión.

Los acúfenos interfieren de forma significativa en la calidad y estilo de vida de aquellos que los sufren, provocando insomnio, ansiedad, irritabilidad…

¿Te podemos ayudar?

Estamos a tu disposición por teléfono, email, o escríbenos aquí

Escríbenos en este formulario para cualquier consulta sin compromiso e indícanos si quieres que te llamemos. Agradecemos cualquier opinión y sugerencia.

HORARIO DE ATENCIÓN AL CLIENTE

  • De Lunes a Viernes de 10h a 21h
Nombre*
Teléfono*
Email*
Mensaje
 
.