Eficacia de la acupuntura en el tratamiento de la artritis reumatoide

Eficacia de la acupuntura en el tratamiento de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica de origen autoinmune, que cursa con inflamación en las articulaciones pequeñas y medianas. La artritis reumatoide es más frecuente en mujeres que en hombres, y suele aparecer sobre todo a partir de los cincuenta años.

Según las encuestas epidemiológicas más actuales, esta enfermedad afecta aproximadamente al 0,5% de la población adulta española con lo cual habría, en total, más de 200.000 afectados, diagnosticándose cada año unos 10.000-20.000 nuevos casos.

Los tratamientos más frecuentemente utilizados son los Glucocorticoides, así como los Antinflamatorios no esteroídicos o AINES. Estos fármacos pueden dar lugar a una amplia gama de efectos adversos entre los que podemos citar, molestias digestivas, úlcera gastrointestinal, retención de líquidos, hipertensión arterial…etc.Debido a ello, cada vez con más frecuencia los pacientes afectados de Artritis Reumatoide, buscan otros tratamientos complementarios eficaces y seguros, tales como la acupuntura que ya ha demostrado su eficacia en numerosos estudios.

Si este es tu caso, no esperes más. Concierta tu cita con nuestros fisioterapeutas especialistas en Artritis Reumatoide: Gabriel Pluchino, Octavio Granadillo, y Raúl Rubio.

La artritis reumatoide suele evolucionar en forma de brotes sintomáticos, durante los cuales las articulaciones afectadas están inflamadas, duelen y presentan dificultad de movimiento, así como cierto grado de rigidez.El dolor suele durar toda la jornada, aunque tiende a intensificarse durante la noche y con el reposo.

En cuanto a la rigidez, suele ser generalizada, es más intensa al levantarse y suele durar más de media hora. Además, son frecuentes los síntomas generales, como fiebre ligera, malestar, cansancio, inapetencia y pérdida de peso corporal.

Esta patología se desarrolla gradual y progresivamente, iniciándose con la inflamación de las membranas sinoviales de las articulaciones afectadas, habitualmente de forma bilateral. La inflamación de la membrana sinovial es la responsable del dolor, y la inflamación, así como de la rigidez matutina.Las articulaciones más afectadas suelen ser las de las muñecas, manos, tobillos, y pies.

En las enfermedades autoinmunes, tales como la Artritis Reumatoide, por razones que aún se desconocen, el sistema inmunitario, responsable de la defensa del organismo, reacciona contra tejidos del propio cuerpo a los que erróneamente identifica como extraños, como si representaran una amenaza.En la Artritis Reumatoide, la respuesta autoinmune del organismo, libera autoanticuerpos específicos tales como, el Factor Reumatoide (FR), y los Anticuerpos Antipéptidos Cíclicos Citrulinados (anti-CCP).

La identificación y valoración de estos autoanticuerpos, constituye uno de los aspectos más importantes a la hora de establecer el diagnóstico, controlar la evolución, e incluso perfilar el pronóstico de la enfermedad. Asimismo, se ha comprobado que la Proteína TNF (En inglés, Tumor Necrosis Factor), desempeña un papel esencial en la iniciación y cronificación de la inflamación articular.

El tratamiento de la Artritis Reumatoide es multifactorial y abarca los siguientes enfoques:

Alivio del dolor y la inflamación

Para paliar la sintomatología del día a día se pautan fármacos tales como los AINES (Naproxeno, Indometacina …), y Glucorticoides vía oral (Prednisona, Metiprednisolona ó Deflazacort), en el caso de que los AINES no controlen adecuadamente el dolor y la inflamación.

Retraso de la progresión de la enfermedad

Para ello, se utilizan los denominados Fármacos Modificadores de la Enfermedad (FAME) que son de acción lenta. Los más utilizados son el Metotrexato y Leflunomida.Cuando éstos no se toleran, o no muestran eficacia, se suele recurrir a Cloroquina, Sulfasalazina ó Ciclosporina A.

Si los anteriores no logran los objetivos terapéuticos establecidos, se recomienda el uso de los denominados Fármacos Biológicos o Anti-TNF (Infliximab, Etanercept, ó Adalimumab).

Otros procedimientos

Asimismo, de forma complementaria y en función de la evolución de la enfermedad o la aparición de brotes puntuales pueden ser recomendados el uso Infiltraciones con corticoides, cirugía, férulas… etc.

Fisioterapia

Complementariamente, la fisioterapia ayuda a aliviar el dolor, reducir la rigidez y aumentar la flexibilidad articular.

Recomendaciones generales

Entre otros consejos para este tipo de pacientes, se recomienda un control estricto del peso que evite la obesidad, que provoca una sobrecarga en las articulaciones, y del mismo modo se recomienda dejar de fumar.El descanso, con un número adecuado de horas de sueño, mejora la sensación de cansancio y fatiga que suele producir la enfermedad.

En las fases de reagudización de la enfermedad es importante el reposo de las articulaciones inflamadas.La práctica de ejercicio moderado puede ayudar a mejorar la rigidez y la limitación de los movimientos provocados por esta enfermedad.

Centros MEDIZEN®

Clínicas de Acupuntura Integrativa en MADRID

MEDIZEN® Ayala

Clínica Acupuntura MEDIZEN Goya Ayala

Calle Ayala, 100 Esc 1ª, 1º Dcha. Madrid 28001
PEDIR CITA: 91 010 86 51
Email: info@clinicamedizen.es
Metro: Goya y Lista
Más información

MEDIZEN® Alcántara

Clínica Acupuntura MEDIZEN Goya Alcántara

Calle Alcántara, 11 entreplanta, 28006 Madrid
PEDIR CITA: 91 010 86 51
Email: info@clinicamedizen.es
Metro: Goya y Lista
Más información

MEDIZEN® Hospital Quirón Pozuelo

Clínica Acupuntura MEDIZEN Pozuelo Hospital Quirónsalud

C/ Diego de Velázquez, 1, 28223 Pozuelo de Alarcón, Madrid
PEDIR CITA: 91 010 86 51

MEDIZEN® Móstoles

Clínica Acupuntura MEDIZEN Móstoles

C/ Ciclista David Gea, S/N 28935 Móstoles
Dentro de las instalaciones polideportivas de
Body Factory Móstoles
PEDIR CITA: 91 010 86 51 | 609 70 80 33