Eficacia y seguridad del tratamiento de la Hiperemesis Gravídica con acupuntura

Eficacia y seguridad del tratamiento de la Hiperemesis Gravídica con acupuntura

Casi todas las mujeres sufren náuseas y vómitos durante el embarazo, pero si esos episodios son persistentes y excesivos, es decir, más de tres o cuatro al día, con cualquier comida o bebida, y se alargan más allá del tercer trimestre, se denomina hiperemesis gravídica lo que puede causar pérdida de peso, deshidratación, así como otras complicaciones.

Debido al alto riesgo que entraña el consumo de fármacos durante el embarazo, cada vez son más numerosas las mujeres que recurren a tratamientos alternativos como la acupuntura que ya ha demostrado en numerosos ensayos clínicos su eficacia con total seguridad y mínimos efectos secundarios.

Si vas a ser mamá y sufres náuseas y vómitos, no esperes más.Concierta tu cita con nuestros especialistas en acupuntura integrativa: Ana Mª Imedio, Rául Rubio, Estefanía Álamo, Almudena Afonso o Beatriz Daza.

El término “emesis” significa vómito y, la “hiperemesis” se refiere a náuseas y vómitos muy severos que aparecen durante el embarazo. Casi todas las mujeres sufren este tipo de síntomas durante la gestación. Sin embargo, la hiperémesis provoca pérdidas de nutrientes y de líquidos muy importantes, y puede llegar a causar deshidratación grave y pérdida de peso corporal. La hiperemesis gravídica suele ocurrir durante el primer trimestre de la gestación y puede llegar incluso a ser motivo de ingreso hospitalario.

Al contrario que las náuseas y los vómitos habituales en cualquier embarazo, la hiperemesis gravídica persiste en el tiempo, y puede llegar más allá de las primeras 20 semanas. En los más casos graves, se pueden presentar alteraciones psicológicas posteriores, siendo la depresión, la más frecuente.

En la mayoría de los casos el embarazo se desarrolla con completa normalidad y el bebé no resulta afectado. En casos graves y no controlados puede ocurrir que el bebé crezca menos de lo normal, a causa de la disminución en el aporte de nutrientes, así que nacerá con bajo peso. En casos también graves se pueden producir déficits nutricionales importantes en la madre, por ejemplo, falta de ácido fólico, que puede afectar al bebé en su desarrollo neurológico. Pero sólo en casos muy excepcionales la hiperemesis puede afectar al bebé.

Si bien no se ha identificado una única causa de la hiperemesis gravídica, existen ciertos factores que pueden asociarse a ella, tales como niveles elevados estrógenos y HCG (Gonadotropina Coriónica Humana), que estimulan el centro del vómito a nivel cerebral. Asimismo, durante el desarrollo del embarazo, el feto y el útero aumentan su tamaño desplazando así todas las vísceras abdominales internas, aumentando la presión sobre ellas, con lo que el contenido gástrico tiene una mayor predisposición a ascender por el esófago en forma de vómito o reflujo ácido.

Todas estas causas anteriormente descritas, se intensifican en los embarazos múltiples, por lo que en estos casos, la incidencia de hiperemesis se multiplica.

Las náuseas y vómitos leves propios del embarazo no precisan fármacos, es suficiente con modificar la dieta, incluyendo más proteínas e hidratos de carbono, distribuyendo la ingesta en pequeñas cantidades y varias veces al día. Se deben evitar alimentos ricos en grasas o muy condimentados, así como evitar el estrés durante el embarazo.

El abordaje de la hiperemesis gravídica es eminentemente farmacológico. Los tratamientos más habituales son: Antihistamínicos  que inhiben el centro del vómito; Vitamina B6 inyectable que favorece el metabolismo de lípidos, carbohidratos y proteínas, además de regular la actividad hormonal; Fenotiazina, agente antiepiléptico que inhibe el SNC lo que contribuye a regular la hiperactividad del centro del vómito; Metoclopramida, agente antiemético antagonista de los receptores dopaminérgicos D2 , o Antiácidos como medida paliativa del ardor provocado por los episodios de vómitos.

Debido al alto riesgo que entraña el consumo de fármacos durante el embarazo, cada vez son más numerosas las mujeres que recurren a tratamientos alternativos como la acupuntura que ha demostrado en numerosos ensayos clínicos su eficacia con total seguridad y mínimos efectos secundarios.

Centros MEDIZEN®

Clínicas de Acupuntura Integrativa en MADRID

MEDIZEN® Alcántara

Calle Alcántara, 11 entreplanta, 28006 Madrid
PEDIR CITA: 91 010 86 51
Email: info@clinicamedizen.es
Metro: Goya y Lista
Más información

MEDIZEN® Ayala

Calle Ayala, 100 Esc 1ª, 1º Dcha. Madrid 28001
PEDIR CITA: 91 010 86 51
Email: info@clinicamedizen.es
Metro: Goya y Lista
Más información

MEDIZEN® Hospital Quirón Pozuelo

C/ Diego de Velázquez, 1, 28223 Pozuelo de Alarcón, Madrid
PEDIR CITA: 91 010 86 51

MEDIZEN® Móstoles

C/ Ciclista David Gea, S/N 28935 Móstoles
Dentro de las instalaciones polideportivas de
Body Factory Móstoles
PEDIR CITA: 91 010 86 51 | 609 70 80 33