Eficacia de la acupuntura en el tratamiento del asma

Eficacia de la acupuntura en el tratamiento del asma

Es invierno, y nos exponemos a temperaturas muy bajas, así como un frío intenso en determinados periodos de esta estación. Los residentes de las grandes ciudades se ven expuestos a elevados niveles de contaminación atmosférica debido a las escasas lluvias, calefacciones, tráfico intenso…etc. Es este periodo del año, uno de los más difíciles para el paciente asmático. Meses durante los cuales aumentan la intensidad de sus síntomas y se incrementan el número de crisis y reagudizaciones. Si este es tu caso, en la Clínica MEDIZEN® disponemos de especialistas en Acupuntura Integrativa que te ayudarán a controlar tus síntomas de forma eficaz y segura. No dudes en concertar tu cita con: Ana Mª Imedio, Raúl Rubio, Estefanía Álamo, Rubén Romá o Beatriz Daza.

El asma es una enfermedad inflamatoria de los bronquios, que hace que estos se obstruyan y sean muy sensibles frente a una gran cantidad de estímulos del ambiente. El aumento de sensibilidad de los bronquios se denomina hiperreactividad y hace que los bronquios disminuyan de manera reversible su calibre ante determinados estímulos como el ejercicio, el aire frío, las infecciones víricas, el humo del tabaco, el olor a pintura, etcétera. Esta es la principal diferencia del asma con la bronquitis crónica, en la que los bronquios disminuyen de calibre de manera irreversible.

Los síntomas más comunes son la sensación de falta de aire o disnea, fatiga, tos, la sensación de opresión en el pecho y sibilancias (pitidos al respirar). Cuando los síntomas empeoran se produce una crisis, que puede durar hasta varios días. Entre estas reagudizaciones suele haber períodos asintomáticos, en los que los pacientes se encuentran bien o con síntomas leves.

Según la OMS, en la actualidad hay 235 millones de pacientes con asma en el mundo. En España, se calcula que afecta al 5% de la población adulta y a entre el 8% y el 10% de los niños. Aunque esta enfermedad puede aparecer a cualquier edad, es más frecuente que se inicie en la infancia.

Es importante diferenciar entre las causas del asma (factores etiológicos) y los factores desencadenantes, en los cuales está el origen de las crisis. Se postula el origen genético de esta enfermedad, ya que se ha constatado que muchos pacientes, tienen familiares con asma.

Del mismo modo, en la exposición continua a neumo-alérgenos tales como los ácaros del polvo, pólenes de plantas (gramíneas, parietaria, olivo, platanero…), animales domésticos (pelo y escamas de su piel como el del perro, gato o hámster), hongos microscópicos (domésticos o no, crecen en lugares húmedos), factores ambientales y laborales (tabaco, polvo de madera, metales… puede estar el origen de esta enfermedad.

Los factores desencadenantes de las crisis más importantes son aquellos relacionados con el clima (frío, humedad, nieve…), el ejercicio físico intenso, así como los ambientes contaminados, especialmente por el humo del tabaco, las infecciones respiratorias, así como algunos fármacos.

El asma puede clasificarse en función de sus factores desencadenantes (alérgica, ocupacional, inducida por ejercicio, nocturna…), grado de control (controlado, parcialmente controlado, no controlado), gravedad y frecuencia (persistente, intermitente, persistente leve, persistente moderado, y crónico).

El diagnóstico del asma debe establecerse y confirmarse a través de diversas herramientas tales como la historia clínica en la cual deben reflejarse la sintomatología referida por el paciente, sus antecedentes familiares, exposición a sustancias ambientales o antecedentes alérgicos previos. Asimismo, una placa de tórax podrá permitir evaluar otras complicaciones o descartar otras enfermedades respiratorias con sintomatología similar. Pruebas de función respiratoria, tales como la Espirometría, es una prueba fundamental para el diagnóstico del asma bronquial que mide la cantidad y la velocidad de salida del aire durante la espiración. Si los bronquios están obstruidos, como en el asma, el aire tarda más tiempo en salir. La prueba se completa administrando un medicamento que aumenta el calibre de las vías respiratorias (broncodilatador) y repitiendo después la prueba. De esta forma, se pone de manifiesto que la obstrucción es reversible, ya que en personas asmáticas los resultados de la espirometría mejoran tras la medicación.

El tratamiento del asma es multifactorial. Por un lado, es esencial el establecimiento de medidas preventivas para evitar en la medida de lo posible, las causas que producen o desencadenan las crisis tales como las bajas temperaturas, ejercicio físico intenso, agentes ambientales contaminantes, animales domésticos …etc.

Adicionalmente, cuando la prevención fracasa y se desencadena una crisis, es necesario el control de los síntomas a través de tratamientos farmacológicos. Los dos grandes grupos de medicamentos indicados para el asma son los antiinflamatorios y los broncodilatadores.

Los Antiinflamatorios más utilizados son los Corticoides (Beclometasona, Budesonida, Fluticasona) que disminuyen la inflamación de los bronquios. Existen formulaciones por vía inhalatoria o por vía oral o intravenosa en caso de reagudizaciones más graves. Otra familia de agentes Antinflamatorios también utilizados son los Antagonistas de los receptores de leucotrienos (Montelukast y Zafirlukast).

Los Broncodilatadores habitualmente utilizados son los Agonistas β2 (Salbutamol, Terbutalina, Salmeterol y Formeterol), Agentes anticolinérgicos (Bromuro de Ipratropio) con la función de aumentar el diámetro del bronquio y se administran vía inhalatoria.

Asimismo, pueden utilizarse Antihistamínicos, que si bien no controlan el asma sí son útiles para disminuir los síntomas alérgicos tales como rinitis, estornudos, enrojecimiento de los ojos…

La cronicidad de esta enfermedad junto con las frecuentes crisis y los numerosos efectos secundarios asociados al tratamiento farmacológico, fundamentalmente en el caso de los corticoides tales como disminución del metabolismo glucídico, afectación de la masa ósea, retraso del crecimiento en niños, hipertensión…etc, hace que cada vez en mayor grado los pacientes asmáticos busquen otras opciones terapéuticas, tales como la acupuntura que ha demostrado en numerosos estudios su eficacia y seguridad.

Especialistas MEDIZEN®

Si sufres de Asma en la Clínica MEDIZEN® disponemos de terapeutas especialistas en Acupuntura Integrativa. Si tienes alguna duda, puedes consultar a nuestros especialistas:

Ana María Imedio

Ana María Imedio

Directora General. Farmacéutica. Acupuntora. Especialista en Auriculopuntura y Nutrición Energética

Raúl Rubio Muñoz

Raúl Rubio Muñoz

Fisioterapeuta y acupuntor

Rubén Romá Torregrosa

Rubén Romá Torregrosa

Fisioterapeuta, acupuntor y naturopata

Estefanía Álamo Rubio

Estefanía Álamo Rubio

Psicóloga, acupuntora, masajista

Centros MEDIZEN®

Centros de Fisioterapia & Acupuntura en MADRID

MEDIZEN® Alcántara

Calle Alcántara, 11 entreplanta, 28006 Madrid
PEDIR CITA: 91 010 86 51
Email: info@clinicamedizen.es
Metro: Goya y Lista
Más información

MEDIZEN® Ayala

Calle Ayala, 100 Esc 1ª, 1º Dcha. Madrid 28001
PEDIR CITA: 91 010 86 51
Email: info@clinicamedizen.es
Metro: Goya y Lista
Más información

MEDIZEN® Hospital Quirón Pozuelo

C/ Diego de Velázquez, 1, 28223 Pozuelo de Alarcón, Madrid
PEDIR CITA: 91 010 86 51

MEDIZEN® Móstoles

C/ Ciclista David Gea, S/N 28935 Móstoles
Dentro de las instalaciones polideportivas de
Body Factory Móstoles
PEDIR CITA: 91 010 86 51 | 609 70 80 33

¿Te podemos ayudar?

Estamos a tu disposición por teléfono, email, o escríbenos aquí

Escríbenos en este formulario para cualquier consulta sin compromiso e indícanos si quieres que te llamemos. Agradecemos cualquier opinión y sugerencia.

HORARIO DE ATENCIÓN AL CLIENTE

  • De Lunes a Viernes de 10h a 21h
Nombre*
Teléfono*
Email*
Mensaje
 
.