Eficacia de la acupuntura en el tratamiento de la dermatitis atópica

Eficacia de la acupuntura en el tratamiento de la dermatitis atópica

Con la llegada del frío, los síntomas de la dermatitis atópica empeoran. El frío y la sequedad del invierno, hace que la piel esté menos hidratada y más tirante que de lo habitual, y en el caso de las pieles atópicas, estas circunstancias climatológicas pueden suponer un desencadenante de la aparición de un brote o eccema. Es por ello, que los brotes de dermatitis son más frecuentes entre los meses de octubre y febrero, así como en los climas más fríos y secos. Asimismo, en invierno nuestra piel produce menos sebo, que ofrece funciones protectoras. Del mismo modo, el frío intensifica el prurito (picor), lo que puede originar más rascado con el consiguiente deterioro de la piel.

La dermatitis atópica es una alteración de la piel que suele aparecer en bebés o niños pequeños, y que puede prolongarse hasta la adolescencia o, incluso, entrada la edad adulta. Es una condición de tipo crónico y hereditario; Hay muchas sustancias y condiciones que pueden actuar como desencadenantes de un primer episodio, o como agravantes, tales como presencia de otras alergias, sustancias irritantes para la piel (lana, detergentes…), estrés, así como cambios bruscos de temperatura.

En la dermatitis atópica se producen una serie de manifestaciones en la piel mediadas por la Inmunoglobulina E (IgE), que hace que se libere una sustancia denominada histamina, que provoca el picor, el enrojecimiento y las erupciones que acompañan a la dermatitis atópica.

Los principales síntomas son prurito (picor) que puede llegar a ser muy intenso, xerosis (piel muy seca) piel muy inflamada y roja, así como erosiones o pequeños bultos en la piel que pueden llegar a exudar líquido con el rascado. Las lesiones pueden aparecer de manera continua o en forma de brotes intermitentes, y a cualquier edad.

La dermatitis atópica se suele clasificar en función de la edad del paciente, aunque la sintomatología es muy similar. La Dermatitis del Lactante es la edad de aparición más frecuente. la Dermatitis Atópica Infantil aparece a partir del año y medio, o dos años de edad. Finalmente, la Dermatitis del Adulto en la que los eccemas se presentan como placas de liquenificación con apariencia extremadamente seca, dura y con engrosamiento. El rascado crónico favorece la ruptura de estas placas y la aparición de excoriaciones y grietas que pueden provocar dolor.

La dermatitis atópica es una patología para la que aún no se ha encontrado una solución eficaz y definitiva. El objetivo del tratamiento es que los brotes estén bajo control y, en caso de que ocurra un episodio, intentar controlar sobre todo el picor y mantener la piel hidratada. Actualmente, son los corticoides tópicos (en crema, pomada o loción) la base del tratamiento contra el eccema.

El corticoide más adecuado, se establece en función de la edad del paciente, la zona a tratar, y la intensidad del episodio de eccema. Para los episodios crónicos en adultos, la potencia suele ser algo mayor. Otros tratamientos disponibles para la dermatitis atópica son: los antihistamínicos (en especial, los que causan somnolencia), que controlan el picor y facilitan el sueño; así como inmunomoduladores tópicos tales como el Pimecrólimus o el  Tacrólimus, que controlan la respuesta inmunológica origen de todas las manifestaciones del eccema. También pueden ser recomendado el uso de antibióticos específicos para Staphylococcus Aureus, bacteria muy frecuente en la piel que pueden ser de utilidad en el control de los brotes, en especial si están claramente infectados. Sólo en casos de máxima necesidad, se recurre a otros inmunomoduladores vía oral.

Debido a los numerosos efectos secundarios de los fármacos actualmente utilizados, tales como la somnolencia en el caso de los antihistamínicos, así como el riesgo de aparición de efectos secundarios sistémicos debido a la cronicidad del tratamiento de los corticoides, cada vez más pacientes buscan en la acupuntura un tratamiento que ha demostrado su eficacia en el tratamiento de la dermatitis atópica de un modo seguro y sin efectos secundarios.

Especialistas MEDIZEN®

Si sufres dermatitis atópica, no dudes en concertar tu cita con nuestros especialistas en Acupuntura integrativa:

Ana María Imedio

Ana María Imedio

Directora General. Farmacéutica. Acupuntora. Especialista en Auriculopuntura y Nutrición Energética

Raúl Rubio Muñoz

Raúl Rubio Muñoz

Fisioterapeuta y acupuntor

Rubén Romá Torregrosa

Rubén Romá Torregrosa

Fisioterapeuta, acupuntor y naturopata

Estefanía Álamo Rubio

Estefanía Álamo Rubio

Psicóloga, acupuntora, masajista

Centros MEDIZEN®

Clínicas de Acupuntura Integrativa en MADRID

MEDIZEN® Alcántara

Calle Alcántara, 11 entreplanta, 28006 Madrid
PEDIR CITA: 91 010 86 51
Email: info@clinicamedizen.es
Metro: Goya y Lista
Más información

MEDIZEN® Ayala

Calle Ayala, 100 Esc 1ª, 1º Dcha. Madrid 28001
PEDIR CITA: 91 010 86 51
Email: info@clinicamedizen.es
Metro: Goya y Lista
Más información

MEDIZEN® Hospital Quirón Pozuelo

C/ Diego de Velázquez, 1, 28223 Pozuelo de Alarcón, Madrid
PEDIR CITA: 91 010 86 51

MEDIZEN® Móstoles

C/ Ciclista David Gea, S/N 28935 Móstoles
Dentro de las instalaciones polideportivas de
Body Factory Móstoles
PEDIR CITA: 91 010 86 51 | 609 70 80 33

¿Te podemos ayudar?

Estamos a tu disposición por teléfono, email, o escríbenos aquí

Escríbenos en este formulario para cualquier consulta sin compromiso e indícanos si quieres que te llamemos. Agradecemos cualquier opinión y sugerencia.

HORARIO DE ATENCIÓN AL CLIENTE

  • De Lunes a Viernes de 10h a 21h
Nombre*
Teléfono*
Email*
Mensaje
 
.